El nuevo monoplaza de la escudería británica ha cubierto sus primeros kilómetros en el Circuito de Silverstone.

Aston Martin ha desvelado el AMR24, el tercer monoplaza de la firma británica que evoluciona para alcanzar, en teoría, objetivos más ambiciosos de cara a esta temporada.

A diferencia del año pasado, Aston Martin ha optado por una presentación modesta en su web oficial y redes sociales para descubrir el que será su nuevo monoplaza para esta temporada. Según Dan Fallows, director técnico de la escudería, el AMR24 es un coche continuista. Sin embargo, analizándolo en profundidad, más bien parece todo lo contrario. Sin ser excesivamente rupturista, el AMR24 cuenta con destalles estéticos muy similares al del Red Bull RB19, como el morro o la zona lateral. Especialmente destacan los pontones, que ahora son más reducidos para ganar más velocidad punta en recta, uno de los puntos débiles de su predecesor.

Otra de las novedades más reseñables, es la nueva suspensión trasera, que opta por un sistema 'pull rod' en lugar del concepto 'push rod. Este cambio técnico, viene condicionado por la nueva caja de cambios suministrada por Mercedes-AMG, que ahora es más pequeña que la que incorporaba el monoplaza de 2023.

Tras publicar las imágenes del coche en redes sociales (aquellas presentaciones majestuosas de principios de siglo pasaron a mejor vida), el AMR24 ya estaba en los boxes del Circuito de Silverstone para ponerse en marcha y cubrir sus primeros 200 kilómetros. Lance Stroll ha rodado esta mañana, mientras que Fernando Alonso hará lo propio a lo largo de la tarde.

Te podría interesar