Toyota GT86
El proyecto de reacondicionado responde a un crecimiento en el mercado de vehículos usados

Tras el anuncio de Renault, la firma japonesa ha anunciado que reacondicionará coches en Reino Unido hasta tres veces

El producto reacondicionado es algo que ya lleva tiempo triunfando en ordenadores y teléfonos móviles, pero ahora también llega al sector automovilístico. Toyota se dispone a dar un paso más allá utilizando su factoría en Reino Unido para reacondicionar sus coches antes de ponerlos de nuevo a la venta. Renault fue la marca pionera en llevar este proyecto a la práctica el año pasado y ahora Toyota se une a este movimiento, aunque de momento solo en su factoría de Reino Unido. Prácticamente es el mismo proceso que llevan a cabo las empresas de compra-venta de vehículos. Cuando se vende un coche a una de estas empresas, sus mecánicos se encargan de revisar el coche y restaurarlo de manera que vuelva a ser atractivo para el cliente, y así, poder venderlo a un mayor precio.

Las empresas de automóviles están viendo una oportunidad de negocio en el reacondicionado de coches debido a que las ventas son superiores a las de los coches recién salidos de las factorías. En España se venden dos coches de segunda mano por uno nuevo, mientras que en países como Francia o Alemania, se venden tres coches de segunda mano por uno nuevo. Actualmente, el gigante de la venta de coches de segunda mano reacondicionados es el grupo francés Aramis Auto. La diferencia del proyecto de Toyota con Aramis Auto es que Toyota apostará por la propia marca, es decir, un Toyota de segunda mano reacondicionado por Toyota.

A primera vista parece que el proyecto de Toyota es similar al que presentó Renault a finales del año pasado, pero en el caso de Toyota, se trata de un reacondicionamiento de los vehículos, es decir, la revisión y renovación para darle una segunda vida y, en el caso de que las reparaciones superen un determinado coste, simplemente será reciclado. El proyecto de Renault (ReFactory), además de reacondicionar, realizará diversas actualizaciones de vehículos para que puedan funcionar con energías limpias.

La reacondicionación, hasta en tres ocasiones

Agustín Martín, presidente y director general de Toyota GB, ha comentado que "necesitamos estirar la forma en que vemos la vida tanto para el vehículo como para el cliente". "Creo que estamos muy familiarizados con los ciclos habituales de dos a tres años que son extremadamente populares en el Reino Unido, pero tenemos que ir más allá de ese ciclo de dos a tres años y decir: 'Está bien, ¿qué sucede en ese segundo ciclo y en el tercer ciclo?'". 

Con el objetivo de extender la relación con los clientes, de "al menos 10 años", los vehículos volverán a la fábrica una vez terminado el primer contrato de renting y los renovará "al mejor nivel", garantizando así, que el segundo usuario tendrá un vehículo lo más nuevo posible. Este proceso podrá repetirse dos veces más, y una vez finalizada su vida útil, Toyota GB centraría todos sus esfuerzos en reciclar los vehículos de la manera más eficiente posible.

De momento, no se conocen más detalles del proceso, pero lo que sí sabemos es, que en un principio el proyecto se llevará a cabo en Reino Unido, aunque no se descarta la ampliación a otros países.