AutoHebdoSport
0
WRC
Dani Sordo y Cándido Carrera, con opciones a terminar en la zona de podio

El piloto francés sube al liderato de la cita portuguesa después de sobrevivir a una exigente mañana de sábado. Su compañero finlandés se retira por un vuelco y el japonés debido al colapso de la suspensión trasera derecha de su Toyota.

Mañana de sábado agridulce para el equipo Toyota en el Rallye de Portugal. De iniciar el día con un triplete provisional a alcanzar su ecuador con tan solo dos unidades del GR Yaris Rally1 en competición. Sébastien Ogier y Vincent Landais luchan por salvar el honor de la formación nipona en la quinta cita del Campeonato del Mundo. Los franceses, en busca de su segunda victoria de la temporada, llegan al parón de mediodía con una ventaja de 13.6" respecto al Hyundai i20 N Rally1 de Ott Tänak y Martin Järveoja. Los españoles Dani Sordo y Cándido Carrera ocupan la cuarta posición, pero a un suspiro de la tercerca.

Kalle Rovanperä y Jonne Halttunen lidiaron en la jornada del viernes con un Toyota rebelde. Las reacciones del coche no terminaban de contentarles. Aún así, lograron cerrar esa etapa al frente de la clasificación. En la asistencia nocturna modificaron varios parámetros en los reglajes y despertaron con un vehículo más reconocible en sus manos. Cuando más satisfechos estaban, y tras asestar un mazazo a sus rivales con un contundente scracth en 'Felgueiras 1', los nórdicos cometieron un error que les envió contra los árboles. Golpearon con un pequeño talud situado al exterior de una curva y este les ocasionó un vuelco.

Las malas noticias para la estructura dirigida por Jari-Matti Latvala no acabarían en la salida de carretera de la tripulación #69. Porque en 'Amarante 1', el tramo más largo del fin de semana con sus casi 40 kilómetros cronometrados, la suspensión trasera derecha del Toyota de Takamoto Katsuta y Aaron Johnston colapsó. Ogier y Landais, que ahora cargan con todas las opciones de los nipones, aguantan en carrera... y en la primera plaza de la general. El ocho veces campeón mundial y su navegante han sorteado con éxito los desafíos de una sección matinal repleta de incidentes, todos esos que no hubo durante el viernes.

Tänak y Järveoja, que llegaron a tener la batuta de mando en su poder, se dejaron unos segundos en 'Paredes 1' a raíz de un pinchazo lento que arrastraron durante unos ocho kilómetros. Los estonios, mostrando una de sus mejores versiones a los mandos del i20 N Rally1, aún permanecen en la pomada. Están exhibiendo el ritmo suficiente para luchar por un triunfo que necesitan más que nadie en la batalla por un entorchado que se les resiste desde el 2019. Thierry Neuville y Martijn Wydaeghe, con daños en el paragolpes delantero que afectaron al rendimiento aerodinámico de su montura, marchan en el tercer puesto.

Sordo y Carrera vigilan de cerca a los belgas. El cántabro quiere corregir cuanto antes la irregularidad que está condicionando su concurso en la ronda con base en Matosinhos. En las especiales que se ajustan a su estilo de conducción firma tiempos competitivos, pero en las que menos le gustan pierde un terreno importante con sus contrincantes. A pesar de ello, tiene su espalda bien cubierta sobre el Ford Puma Rally1 de Adrien Fourmaux y Alexandre Coria. Elfyn Evans y Scott Martin, esta vez con el cuaderno de notas a bordo, ruedan en el sexto lugar y haciendo probaturas para el 'Italia-Cerdeña'.