Cupra ha ganado el primer campeonato de turismos eléctrico del Mundo, el eTCR

Revelado en el Salón del Automóvil IAA de Munich, le vemos rodar por vez primera en la pista de pruebas de la mano del Dr. Werner Tietz, Vice presidente de I+D en Cupra.

Cupra acaba de iniciar la comercialización del Born, su primer modelo 100% eléctrico, y mientras tanto ultima el que será su próximo utilitario, un coche también movido por electricidad que quiere ocupar el hueco de los Seat Ibiza: el UrbanRebel.

En el pasado Salón de Munich -relevo del de Frankfurt- le vimos vestido como un coche de competición en estado de prototipo, un espectacular vehículo que llamó mucho la atención. Pero por ello mismo, hizo pensar a muchos que, lejos de ser un prototipo funcional, se trataba de un mero showcar para la muestra alemana, una suerte de cascarón sin capacidad para moverse. “El UrbanRebel que llevamos a Munich es casi un coche de carreras, y quiero ponerme al volante para que todo el mundo vea que es así”, ha declarado el Dr. Werner Tietz, Vice presidente de I+D en Cupra. “El Cupra UrbanRebel expresa la declaración de nuestra marca de que la electrificación y las prestaciones son una combinación perfecta”.

El UrbanRebel

Como es habitual en los eléctricos, el UrbanRebel goza de unas prestaciones expectaculares en lo que a aceleración se refiere, y gracias su potencia constante que va de los 250 a los 320 kW (335 a 430 CV), logra resolver el paso de cero a cien en tan solo 3,2 segundos. “Es realmente divertido conducirlo”, ha añadido Tietz.

Cupra se beneficia de su experiencia en el eTCR, el campeonato del Mundo de Turismos eléctricos, en el que ha logrado la victoria absoluta de la mano de Mattias Ekstrom, vencedor de pilotos, y sus compañeros de equipo Jordi Gené y Mikel Azcona. Todo un hito histórico, pues hablamos de la primera edición de un campeonato del mundo de coches eléctricos.

En lo que a aerodinámica se refiere, el CUPRA UrbanRebel Concept ha sido creado para optimizar la resistencia al aire y la refrigeración con grandes entradas y salidas de aire y un spoiler de gran tamaño. Este tipo de diseño, en el que la aerodinámica se ha maximizado, le permite, aunque se trata de un coche de una longitud total que ronda los 4 metros y una altura de 1,4 metros, rodar pegado al asfalto y realizar trazadas en curva con un fuerte apoyo. “Con los ajustes únicos de CUPRA en el chasis y en la dirección, su conducción es muy directa y sus ajustes servirán de inspiración para el modelo definitivo de producción en serie”, concluye Tietz.

En definitiva, el futuro es totalmente eléctrico y Cupra quiere conjugarlo con la capacidad de emocionar de sus coches, algo para lo que está trabajando mucho más intensamente que la mayoría de la competencia. La llegada del UrbalRebel -nombre todavía provisional- podría ser una ventana de brisa fresca en una categoría, la de los utilitarios, en la que la deportividad es todavía muy escasa y se reduce a representantes como el Honda e.

Galeria