Mercedes-AMG  EQS 53 4Matic+
Los eléctricos de AMG y M son imbatibles en aceleración pero tienen mucho peso para gestionar en las curvas

Como os avanzábamos en el Salón de Munich, Mercedes-AMG acaba de presentar el que es su primer modelo 100% eléctrico, el EQS 53 4Matic+.

La electrificación sigue su curso, y poco a poco llegan al mercado versiones 100% eléctricas de talante deportivo. La más reciente marca un hito, y es que el Mercedes-AMG EQS 53 4Matic+ se convierte en el primer modelo 100% eléctrico que pasa por las manos de la afamada división de deportivos de la firma alemana. Ampliamos ahora la información que os esbozamos el pasado lunes en el artículo del Salón de Munich 2021 , que incluye vídeo de Lewis Hamilton fardando de buga.

Y este anuncio se ha realizado tan solo unas semanas después de que BMW haya hecho lo mismo, pues hace tan solo unas pocas semanas que BMW anunció su primer M 100% eléctrico, el i4 M50 del que ya os hemos hablado, y que rinde 544 CV.

1 mercedes amg eqs 53 4matic

Potencia descomunal

El Mercedes-AMG EQS 53 4Matic+ es todavía más grande y potente que el BMW M eléctrico, el i4 M50, y se basa en la gran berlina eléctrica del fabricante de la estrella. Tiene dos motores, uno por eje, que entregan 658 CV de potencia, cifra que se incrementa a 761 CV si se pide el paquete opcional AMG Dynamic Plus, que eleva a su vez el par motor hasta la friolera de 1020 Nm.

Así armado, el primer Mercedes-AMG eléctrico es capaz de acelerar de 0 a 100 en 3,4 segundos, con una velocidad máxima de 250 km/h. Cifras que bajan a 3,8 segundos y 220 km/h, respectivamente, en la versión “básica”.

Todo ello ayudado por la tracción total 4Matic+ que garantiza la colocación de un motor por eje, y que según sus responsables tiene una actuación más rápida que la de los sistemas mecánicos tradicionales. Además, su distribución de potencia varía según los modos de conducción escogidos por el conductor.

2 mercedes amg eqs 53 4matic interior tablero

Sonido artificial

Dado que los motores eléctricos tienen un sonido peculiar, AMG ha preparado un “generador de sonido” para su primer Mercedes-AMG eléctrico, en dos versiones, “Autentico” y “Performance”, que incrementa la experiencia sensorial para los que estamos a acostumbrados a que los deportivos rujan a través de los altavoces.  

La batería del EQS 53 tiene una capacidad útil de 107,8 kWh, que le aseguran una autonomía de hasta 580 kilómetros, una cifra muy respetable que comienza a permitir largos viajes. Y más cuando es capaz de cargar hasta a 200 kW, lo que supone que incrementa su autonomía en 300 kilómetros en 19 minutos en un cargador rápido.

En cuanto a la amortiguación, se ha escogido una de tipo neumático, con control variable. Los frenos son de seis pistones y 415 mm delante y 378 atrás, gigantes que no sobran porque el peso total que deben gestionar es de 2.655 kilos.

Al primer Mercedes-AMG eléctrico seguirán más modelos evolucionados en Affalterbach, y sus responsables han insinuado que el siguiente podría estar basado en la serie E.  

3 mercedes amg eqs 53 4matic interior asientos delanteros

¿Porqué tan grandes?

Los primeros deportivos eléctricos tienen todos tamaños descomunales, desde los Tesla Model S Plaid de 1.020 CV y 5 metros de longitud, el citado BMW i4 M50 o el Ford Mustang Mach-E, de 4,7 metros. Y el Mercedes-AMG eléctrico no iba a ser una excepción y mide 5,2 metros de longitud.

La clave es, como ya te imaginas, las baterías: para lograr prestaciones se necesitan baterías muy grandes, que en coches pequeños no tendrían sentido ni por peso ni por precio. Si en los coches citados las baterías pueden representar la tercera o la cuarta parte del peso, en un modelo más pequeño sería mucho más, algo ilógico. Por ello vamos a tener que esperar tiempo para encontrar deportivos eléctricos de prestaciones aceptables y tamaños y precios pequeños. 

Por el momento, la única solución sería electrificar las carreteras -o los circuitos-, con lo que podrían circular coches eléctricos sin baterías, y que serían incluso más ligeros que los de toda la vida. Una idea que ya hemos visto toda la vida, por ridículo que parezca, en los coches de choque de las ferias, o en los tranvías eléctricos. La diferencia es que ahora se está ensayando instalar las comunicaciones eléctricas bajo las carreteras además de sobre ellas. Pero por el momento, estas ideas están en pañales, así que modelos como el primer Mercedes-AMG eléctrico hasta futuros competidores como un teórico primer Audi RS eléctrico seguirán siendo muy grandes y caros.

Te podría interesar