El primer Audi RS 3 que puede derrapar
El Torque Splitter permite optimizar los consumos, la eficacia o la diversión según escojamos.

Gracias a su nuevo sistema Quattro, sus 400 caballos pueden conducirse finos como un bisturí o apasionantes con derrapadas de escándalo.

Desde que en los 80 Audi se impuso en el Mundial de Rallyes gracias a la tracción total, ésta ha sido una constante en sus coches, que olvidaron la tracción trasera hasta la llegada en 2020 del R8 RWD, un deportivo del que sus propios ingenieros decían “que era menos eficaz que la versión 4x4”. ¡Pero era más divertido!

Ahora, la firma de los aros cuadra el círculo y lanza su nuevo RS 3 con la tracción total que tanto le gusta, pero con el RS Torque Splitter, un sistema 4x4 basado en dos embragues multidisco que van del diferencial trasero a cada una de las ruedas traseras, y que permite enviar toda la fuerza (hasta 1750 Nm) a una sola de ellas.

 

Ventajas de Torque Splitter

Con ello, las ventajas son diferentes según los modos de conducción escogidos: los más moderados fomentan el protagonismo del eje delantero, la suavidad y los bajos consumos (Confort, Auto, Efficiency). Y partir de ahí, con más entrega de fuerza atrás, se escala hacia la eficacia máxima con los modos Dynamic y RS Performance, que logran, tanto modificando la entrega de par como frenando ruedas selectivamente, reducir tanto el sobreviraje como el subviraje.

Y la guinda la pone el modo RS Torque Rear, que permite que el eje trasero llegue a romper la adherencia y con ello podamos realizar derrapadas de escándalo, como si pilotásemos un tracción trasera.

audi rs 3 auto hebdo sport

La prueba de que la diversión se incrementa enteros con el Torque Splitter la tenemos al verlo derrapar por aceleración, y la de que su eficacia es máxima cuando lo pilotas con tiralíneas, en el hecho de que ha batido el récord del circuito de Nurburgring entre los compactos con un tiempo de 7:40,7, pilotado por Frank Stippler.

Este tipo de sistemas de tracción llegaron cuando coches como los Mercedes AMG o los BMW M subieron tanto de potencia que se hicieron complicados de pilotar solo con tracción trasera, y el del RS 3 es muy parejo al que acaba de estrenar el Volkswagen Golf R. Pocas marcas  más pueden presumir de ellos.

Prestaciones

13 audi rs 3 auto hebdo sport

Mientras, el nuevo RS 3 evoluciona suavemente frente a su predecesor de 2017 para seguir siendo la fiera absoluta de la gama A3, con amortiguación mucho más firme, reglajes más agresivos y amortiguación variable. El motor 2.5 de cinco cilindros -asociado al cambio S tronic de doble embrague- mantiene sus 400 CV pero incrementa en 20 Nm el par motor, y los bajos, lo que le permite mejorar el paso de cero a cien de 4,1 a 3,8 segundos. Y su velocidad máxima, autolimitada a 250 km/h, puede llegar a 290 si pones más dinero sobre la mesa.

Precio

El precio definitivo del nuevo RS 3 es algo mayor del que nos esperábamos, y ronda los 75.000 euros como desembolso básico, y se espera que las primeras unidades lleguen a finales de este mismo año en versiones Sedan y Sportback.

Te podría interesar