AutoHebdoSport
0
Puedes conseguir uno de ellos por 20.000 euros

A lo largo de la historia, solo un puñado fabricantes han montado motores derivados de los empleados en Fórmula 1 en sus coches de serie. Esta es la lista.

Aquí vas a encontrar los coches que han sido tan osados como para montar el motor de todo un Fórmula 1. Esta disciplina ha sido siempre un excelente campo de pruebas de nuevas soluciones tecnológicas para los coches de calle, aunque a veces esta conexión es exagerada por los fabricantes. Pero de lo que no cabe duda es que los coches que te traemos hoy están directamente conectados con el circo: han sido desarrollados con los mismos motores que utilizan los monoplazas de la categoría reina del automovilismo en pista.

Como te puedes imaginar, no se trata simplemente de tomar el motor del monoplaza y meterlo en un coche, pues los motores de competición están diseñados para rendir al máximo durante un periodo de tiempo muy inferior a la vida de un automóvil de calle. Pero con cambios adecuados, y normalmente un poco menos de potencia, los resultados son parejos y sus poseedores han podido disfrutar de sensaciones apabullantes al pisar el acelerador. Vamos allá.

  coches calle motor formula1

1. Mercedes-AMG ONE

Comenzamos con el coche que ha inspirado este artículo, ya que es el último en llegar al mercado, el que ha resucitado esta conexión entre la pista y la calle: el Mercedes-AMG One. Y no es ninguna casualidad, porque el equipo Mercedes de Fórmula 1 ha sido el gran dominador de la última década de la mano de Nico Rosberg y, sobre todo, gracias a los seis títulos de Lewis Hamilton que se tradujeron en ocho de escuderías.

Así, el AMG-One monta un propulsor de gasolina de 1.6 litros V6 turboalimentado, similar al empleado por los Mercedes AMG W07 desde 2016. En 2017 fue presentado como Project One, pero no ha sido hasta ahora cuando ha llegado al mercado. Desarrolla 574 CV a 9.000 rpm y es capaz de subir nada menos que hasta 11.000 vueltas.

Buena parte de la culpa del retraso de su comercialización es por su complejidad, pues a su motor de Fórmula 1 se suman otros cuatro motores eléctricos para ofrecer una potencia conjunta total de 1.063 CV.

Y a ello se suma aerodinámica activa, entre otros elementos, con branquias sobre las ruedas delanteras que se abren casi de forma vertical, un chasis que baja 37 mm al pulsar un botón, llantas monotuerca, o una relativamente pequeña batería de 8,4 kWh que le da una autonomía 100% eléctrica de 18 km.

Mercedes ha anunciado que solamente se fabricarán 275 unidades, y todas ellas han sido vendidas ya por un precio que ronda los 2,75 millones de euros cada una.

 14 coches de calle motor formula1

2. Mercedes SLR 300

El One no es el primer Mercedes con motor de F1. El SLR 300 es uno de los modelos más icónicos de Mercedes, y no en vano hablamos del coche mas caro jamás vendido: una de las dos unidades existentes fue vendida por Mercedes a un coleccionista que no ha dado a conocerse por la friolera de 135 millones de euros este mismo año.

Parte de su historia es amarga, pues fue el que voló en Le Mans en 1955 para caer sobre el público causando uno de los más graves accidentes del automovilismo con más de 80 muertos, y que apartó a Mercedes muchos años de la competición.

Pero antes de eso, era un coche dominador. En buena parte porque empleaba una derivación del motor que Mercedes utilizaba en los Grandes Premios de 1954, el W196 2.5 de 8 cilindros en línea y 257 CV. Para darle vida al SLR 300 en 1955, se le incrementó la cilindrada hasta los 3.0 litros, con una potencia definitiva de 310 CV.

 5 coches de calle motor formula1

3. Ferrari F50

Nacido para celebrar el 50 aniversario de la firma del Cavallino Rampante -aunque salió al mercado un par de años antes, en 1995- monta el propulsor 4.7 V12 a 65 grados, de 520 CV, que empleaba el monoplaza 641 del equipo Ferrari del año 1990, pilotado por Nigell Mansell y Alain Prost. Y al igual que en el modelo de carreras, sirve de elemento portante, es decir, es parte del chasis y de él cuelgan elementos como las suspensiones.

Tan solo se ensamblaron 349 unidades del denominado Tipo F130B, código interno del F50, siguiendo la costumbre de Enzo Ferrari de “fabricar una unidad menos de las que cree que puede absorber el mercado”, y que se había cifrado en 350. Cada una de ellas entregaba 520 CV, por los 680 de la versión de competición, con un peso de unos 1.200 kilos, para lo que empleaba un chasis de carbono y aluminio.

Ferrari hubiera estado orgulloso de esta creación: fue el primer coche de la casa tras su fallecimiento, y prescindió de elementos de control electrónico como dirección asistida o frenos ABS.

  9 coches de calle motor formula1

4. BMW M5 E60 y M6 E63

Es probablemente el modelo más vendido de todos los de esta lista, y está disponibles de segunda mano en España desde 20.000 euros: no encontrarás un coche con motor de Fórmula 1 por menos dinero, te lo aseguro. BMW osó montar en el vano de la generación E60 de su poderoso M5 el mismo motor que empleaba para su equipo de Fórmula 1: el V10 5.0 derivado del Williams FW27 que pilotaron Mark Webber y Nick Heidfeld en 2005, y que tenía la fama de ser uno de los más potentes de la parrilla. La versión de calle, S85, desarrollaba 507 CV, cortaba inyección a 8.250 rpm e iba unido a la caja de cambios automática SMG III de siete velocidades. 250 km/h de velocidad máxima y unos 4,5 segundos en el 0 a 100 son un resumen de sus prestaciones.

Así armado, el M5 era una de las berlinas más espectaculares y deportivas de su tiempo, y en este sentido era incluso superior a sus continuadores, que se moderaron bastante aun manteniendo un temperamento apasionante. Y no solo eso, con caja de velocidad variable, launch control o control de estabilidad, era un espectáculo tecnológico. Poco después, la versión coupé de los M5, los M6, emplearon el mismo motor.

  16 coches de calle motor formula1

5. Alfa Romeo 33 Stradale

Entre 1950 y 1988, Alfa Romeo desarrolló tres V8 diferentes para diversos modelos de competición, incluyendo la Fórmula 1, que se adjudicaron Farina y Fangio en 1950 y 51 respectivamente con sus coches, época en la que todavía no había un campeonato de marcas.

Y el Alfa Romeo 33 Stradale es trata de una versión de calle del Typo 33 de competición, y fue una declinación del motor empleado en la Fórmula 1 la que le dio vida: 2.0 litros, V8 a 90 grados, corte a 8.800 rpm y 227 CV que pueden ser 254 con un escape más “permisivo”.

Gracias a que el 33 Stradale solo pesa 700 kilos, su 0-100 podía llegar en 5,5 segundos y su velocidad máxima alcanzaba los 260 km/h, cifras de otro planeta para la época. Solamente se fabricaron 18 unidades.

  10 coches de calle motor formula1

6. Porsche Carrera GT

Este es un caso peculiar, porque el Porsche Carrera GT montó un motor de Fórmula 1 que nunca compitió. El caso es que en los años 80, BMW suministraba motores para escuderías como McLaren o Footwork Arrows. Y en 1991, cuando estaba desarrollando un nuevo V10 para este último equipo... el acuerdo se deshizo y la firma se quedó con un motor 3.5 V10 de Fórmula 1 sin estrenar. Primero pensaron en utilizarlo en Le Mans, pero tras la construcción de un prototipo el proyecto tampoco se materializó.

Ni cortos ni perezosos, los responsables de Porsche decidieron modificarlo para darle vida a uno de sus modelos más icónicos de la época: el Carrera GT de 2004. Se mantuvo la arquitectura de 10 cilindros en V, en posición central, pero se incrementó la cilindrada hasta los 5.7 litros, con una potencia total de 612 CV y un corte de inyección a las 8.400 vueltas nada menos.

Costaba medio millón de euros, resolvía el 0-100 en 3,9 segundos, alcanzaba los 330 km/h, y fue el último de los Porsche que podemos definir como difícil de conducir, no en vano algunos famosos poseedores del mismo tuvieron fuertes accidentes a sus mandos.

  6 coches de calle motor formula1

7. Los prototipos: Ford Transit Supervan 2 y 3

Las Transit Supervan fueron vehículos construidos por Ford Inglaterra para promocionarse. Por ello, los modelos que siguen a continuación, estos incluidos, no cuentan con motores con delicadas evoluciones para que tengan larga vida en modelos de serie, sino que son fuerza bruta para prototipos que solamente habrán de funcionar en exhibiciones. La parte buena es que, por ello, no eran necesarias tantas transformaciones técnicas para que cobrasen vida.

La primera Supervan, de 1971, montó el motor de GT40 ganador de Le Mans, un magnífico antecedente para que la Transit Supervan 2 de 1984 optase por el Cosworth 3.0 DFL derivado del DFV de Fórmula 1. Entregaba unos 600 CV, con lo que la fiera de la “Supertransit” superaba los 300 km/h.
Y 10 años más tarde, en 1994, la Transit Supervan 3 optó por el motor 3.5 HB V8 Cosworth que daba vida a los monoplazas de Jordan, Lotus o Benetton, estos últimos con los que Michael Schumacher se proclamaría campeón del Mundo. En este caso entregaba 730 CV, aunque posteriormente fue sustituido por un V6 más sencillo con el que puede verse en un museo.

  7 coches de calle motor formula1

8. Renault Espace F1

Cuando Renault era el pionero y el rey europeo de los monovolúmenes, creaciones que acababan de llegar, la firma francesa comenzaba a forjar su leyenda en la Formula 1 con una racha de 6 años seguidos victoriosos gracias a Williams Renault, con campeones como Mansel Prost o Schumacher. Así, coincidiendo con el 10 aniversario del Renault Espace, Matra, quien llegó a fabricarlo para la firma francesa, recibió el encargo de crear una unidad con chasis de fibra de carbono y el motor campeón del mundo: el Williams Renault FW15C 3.5 V10. Nació así el Espace F1, con una potencia que era incluso superior a la empleada en pista, nada menos que 820 CV. Su paso de cero a cien se producía en 2,8 segundos, y su velocidad máxima, 312 km/h. Actualmente, el Espace F1 descansa en el museo Matra en Francia.

  4 coches de calle motor formula1

9. Alfa Romeo 164 ProCar

La intención la Fórmula S en 1998 era la de ser una copa espectacular, apoyada por Bernie Ecclestone, para conectar la Fórmula 1 con los coches de serie. Para tal categoría, Alfa diseñó un chasis tubular con aspecto de su berlina 164 y le instaló el motor de su escudería Ligier, un 3.5 V10 de más de 600 CV que lograba una aceleración de cero a cien en menos de 2,5 segundos y una velocidad máxima de 340 km/h, a lo que colaboraba el bajo peso del vehículo, de tan solo 750 kilos. Se llamó Alfa Romeo 164 Procar, y con estas prestaciones, y dado que estaba pensado para la competición, es fácil que su motor fuese uno de los más parejos al “de verdad” de los que aquí te traemos, junto con los de los prototipos que ahora te contamos.

Desafortunadamente, la Fórmula S no llegó a materializarse y solamente Alfa Romeo llegó a fabricar este coche, sin que ninguna otra marca apoyase la propuesta.

 3 coches de calle motor formula1

10. Yamaha ox99-11

La japonesa Yamaha se encargó de suministrar motores a distintos equipos de Fórmula 1 entre los años 80 y 90, como Tyrrel, Jordan o Brabham. Uno de ellos, el OX99 V12 de 3.5 litros fue el escogido para el ox99-11, un prototipo que, al contrario que los anteriores, tenía visos de convertirse en realidad... aunque desafortunadamente se quedó en un sueño cuando la mala situación financiera global se deterioró.

Tras su adaptación al ox99-11, este motor entregaba 400 CV, y su cualidad más asombrosa, siguiendo la tradición Yamaha de los motores de moto, es que alcanzaba la friolera de 10.000 vueltas.

  12 coches de calle motor formula1

Bola extra: Porsche 911 Turbo Lanzante

La pequeña firma de deportivos británica Lanzante se atrevió, en 2019, a montar 11 motores de Fórmula 1 en otros tantos Porsche 911 930, uno de los primeros coches sobrealimentados del mercado. Con lo que, en realidad, lo primero que se le pasa a uno por la cabeza es que están haciendo una herejía. Pero bueno, al precio de 1.4 millones de euros, los 911 Lanzante contaban con motores TAG-Porsche V6 Turbo que McLaren empleó en la F1 de los años 80. Entregaban en los 911 503 CV, y cada uno cuenta con una placa que cuenta su historia y los pilotos que lo utilizaron en sus monoplazas.